Volumen 23. Suplemento 2. Septiembre 2020

Pasando página en… Asma y COVID-19

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es un síndrome respiratorio agudo que emerge en la ciudad de Wuhan a fines del pasado año y rápidamente se disemina a lo largo del mundo causando una pandemia global. El SARS-CoV-2 (severe acute respiratory syndrome coronavirus 2) ha sido identificado como su agente causal.

La enfermedad por SARS-CoV-2 (COVID-19) es una in-fección causada por un nuevo coronavirus detectado por primera vez en Wuhan (China) en diciembre de 2019, fue el comienzo de un brote con posterior propagación a nivel mundial y declarada una pandemia por la Organización Mun-dial de la Salud (OMS).

Pasando página en… EPOC y COVID-19

Pasando página en… Trastornos respiratorios del sueño, ventilación y COVID-19

En la presente charla se repasaran los artículos o docu-mentos más relevantes en relación a los trastornos respirato-rios del sueño y ventilación durante la pandemia por COVID.Desde la sociedad española de neumología y cirugía to-rácica se emitió a finales de abril un documento de consenso con las recomendaciones para tratar la insuficiencia respira-toria aguda debida al COVID-19.

El síndrome de apnea/hipopnea obstructiva del sueño (SAHS) se caracteriza por episodios repetidos de obstruc-ción durante el sueño, junto con síntomas diurnos como somnolencia (Riha RL, 2005). El tratamiento de primera línea es la terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP), que logra un alto nivel de eficacia con el uso continuo. Sin embargo, la aplicación diaria de esta terapia requiere un perfil de paciente motivado, ya que la falta de adherencia es el principal problema de esta terapia (Mehrtas M et al., 2019).

Mejora de la adherencia en la CPAP: ¿se puede estratificar e individualizar el tratamiento?

FPI en el mundo real

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es una enfermedad fibrótica, progresiva, limitada al pulmón, de causa desco-nocida, cuyo diagnóstico se basa en el patrón histológico de NIU, en una pieza de biopsia pulmonar quirúrgica y en un contexto clínico adecuado. Si bien su pronóstico es impre-decible en el momento del diagnóstico, este es progresivo hacia un deterioro clínico, funcional, la insuficiencia respi-ratoria y una supervivencia media sin tratamiento entre 2 y 5 años.

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es una enfermedad que afecta al parénquima pulmonar y que se caracteriza por la presencia de fibrosis progresiva pulmonar. Tiene mal pronóstico con una mediana de supervivencia de 2-5 años. Sin embargo presenta una historia natural variable, habiendo caso con supervivencia de meses frente a otros con 10 años de supervivencia desde el diagnóstico. Otras enfermedades pueden producir fibrosis pulmonar sin que esta sea progresi-va y por tanto no llegan a desarrollar insuficiencia respiratoria o mortalidad precoz asociada a dicha fibrosis.

Búsqueda de semejanzas y diferencias

Novedades sobre la reducción de volumen pulmonar vía endoscópica

Los pacientes con enfisema grave son muy sintomáticos por la gran afectación de su función pulmonar y con impor-tante limitación de la calidad de vida.La reducción de volumen pulmonar podría mejorar la retracción elástica del pulmón, disminuir la hiperinsuflación mejorando la mecánica respiratoria y la función del músculo diafragmático.Desde los años 50’s hasta la década del 20002, varios grupos de cirujanos de tórax comenzaron a proponer la ci-rugía de reducción pulmonar como una posibilidad adicional de tratamiento en estos pacientes.

La época COVID ha supuesto un cambio en la medicina a muchos niveles y dentro de estos lógicamente se encuentra el campo de la Endoscopia Respiratoria que ha debido adaptarse en sus indicaciones diagnósticas y terapéuticas, en su modo de realización y en las implicaciones para el resto de patologías no COVID. En los últimos meses se han publicado artículos y revisiones de distintas sociedades científicas que recogen recomendaciones para la realización de la técnica e indicaciones tanto en pacientes con infección COVID diagnosticada como en casos no COVID.

Broncoscopia en la era COVID. Normativas, experiencia propia e ideas futuras

Detección precoz de hipertensión arterial pulmonar en esclerodermia

La hipertensión arterial pulmonar (HAP) es una enferme-dad proliferativa del lecho vascular pulmonar, progresiva, que produce aumento de las resistencias vasculares pulmonares e hipertrofia adaptativa del ventrículo derecho (VD). La HAP es muy infrecuente y extremadamente grave. Los tratamientos actuales no revierten la enfermedad y las estrategias diag-nósticas disponibles no son óptimas para detectarla en una fase precoz. Los pacientes con esclerodermia tienen un riesgo aumentado de desarrollar HAP.

La patología respiratoria asociada al sueño constitu-ye cerca del 30% de la actividad de cualquier servicio de Neumología y supone hasta el 45% de las interconsultas realizadas a la especialidad desde Atención Primaria y res-to de especialidades. Para poder abarcar esta demanda y ofrecer un tratamiento óptimo, se hace imprescindible contar con los recursos necesarios tanto humanos como técnicos, siendo de vital importancia el trabajo integrado en unidades multidisciplinares de las que deberían formar parte Neurología, Neurofisiología, Otorrinolaringología, Pediatría y Psiquiatría entre otras pues los pacientes estudiados en las Unidades de Sueño presentan, en muchas ocasiones, perfiles que obligan al estudio y trabajo integrado.

Innovación, indicadores de calidad y gestión en una Unidad de Sueño